Interesante

Historia de Rapido - Historia

Historia de Rapido - Historia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Rapido

(Remolcador: dp. 66;]. 96 '; b. 16'4 "; dr. 7'6"; s. 10 k.)

Rapido, un remolcador de puerto de madera construido en 1891 en Carraea, España, para la Armada española, fue capturado en las Islas Filipinas en 1898 y posteriormente llevado a la Armada de los Estados Unidos.

Rapido sirvió en Cavite Navy Yard a lo largo de su carrera. Retirado del servicio en 1918, Rapido probablemente se vendió localmente en el mismo año.


Desastroso Rapido Crossing & # 8211 ¿Cómo ha juzgado la historia al general Mark Clark?

Se ha dicho que algunos hombres que alcanzan la grandeza no son necesariamente grandes hombres. Eso puede referirse a la depravación moral, puede referirse a la falta de caridad hacia el prójimo.

Cualquiera que sea la razón, puede que no haya campo de actividad en el que ese dicho sea más ilustrado que las Fuerzas Armadas, particularmente cuando se necesitan desesperadamente hombres para llenar las filas a medida que disminuyen durante la guerra debido a los soldados muertos en combate.

Un buen ejemplo que surgió de la Segunda Guerra Mundial es el general Mark Clark, un hombre controvertido en el mejor de los casos, un hombre inepto e indiferente en el peor. Sirvió en las dos guerras mundiales y era un hijo favorito entre los altos rangos del personal del Ejército, pero muchos, incluidos algunos oficiales, lo despreciaban.

De izquierda a derecha, Alfred Gruenther, Donald W. Brann, Mark W. Clark y Guy Garrod.

Clark ascendió de rango rápidamente después de recibir su entrenamiento militar en West Point Academy. Ir a la Academia garantizaba virtualmente que los graduados serían oficiales si veían el combate, y Clark se convirtió en segundo teniente gracias a la Primera Guerra Mundial.

Luego se convirtió en primer teniente y luego en capitán en 1917, un ritmo vertiginoso incluso para el estratega militar más hábil. Pero durante tiempos de paz, su carrera se detuvo repentinamente y no fue hasta 1933 que fue ascendido a Capitán. Finalmente se convirtió en comandante, y en 1941 obtuvo su primera estrella de General, el mismo año en que Estados Unidos entró en la Segunda Guerra Mundial.

Hombres del 5o Batallón del Regimiento de Hampshire manejando un mortero de 3 pulgadas en Salerno, el 15 de septiembre de 1943.

Algunos pensaban que Clark era mejor para crear posiciones estratégicas para sí mismo en el cuartel general de mando que para planificar estrategias para batallas reales. De cualquier manera, ya sea por maniobras políticas o perspicacia militar, Clark fue nombrado Teniente General en 1942. A pesar de lo que muchos hombres que sirvieron bajo su mando percibieron como ineptitud, se le dio el mando del recién creado 5º Ejército en Europa, donde Se esperaba que planeara la invasión de Italia.

Desembarco de artillería durante la invasión de la Italia continental en Salerno, septiembre de 1943.

A Clark le encantaba dar a conocer que no tenía miedo cuando se enfrentaba al enemigo y, para disgusto de algunos, se le concedió la Cruz de Servicio Distinguido por la Batalla de Salerno. Pero quizás como un presagio de los malos tiempos por venir, los británicos responsabilizaron a Clark por el alto número de muertos y heridos en Salerno.

A pesar de esto, Clark se convirtió en Comandante General del II Cuerpo e ideó el desastroso cruce del río Rapido en enero de 1944.

Los hombres del 2 / 6to Batallón, la Reina y el Regimiento Real # 8217 (West Surrey) avanzan más allá de un par de tanques alemanes PzKpfw IV en llamas en el área de Salerno

La batalla del río Rapido estaba destinada a ser un asalto a las fuerzas alemanas que permitiría a los aliados tomar el control de Italia, o al menos de parte de él. Desafortunadamente, a pesar de las advertencias de sus compañeros y de la madre naturaleza, Clark insistió en atacar a los alemanes de frente.

Debido a las fuertes lluvias, el río estaba crecido y era aún más difícil de cruzar de lo habitual. Clark insistió en que las tropas avanzaran a pesar de todo, y le costó la vida a 1.600 hombres, con otros 700 capturados. Por el contrario, los historiadores militares estiman las pérdidas alemanas en solo 65 hombres.

Plan del Día D de Salerno.

Los supervivientes de la batalla se sintieron casi traicionados por Clark. De vuelta en suelo estadounidense, se quejaron primero entre sí, luego con los funcionarios estatales y finalmente hasta el Congreso. Sus preocupaciones fueron escuchadas por una investigación del Congreso, pero finalmente Clark no fue reprendido por sus decisiones en esa sangrienta batalla, a pesar de que la “Infantería de Texas”, como se conocía a la 36ª División, casi fue aniquilada. La batalla se considera uno de los peores fracasos de las fuerzas aliadas en la Segunda Guerra Mundial.

El teniente general Mark Clark a bordo del USS Ancon durante los desembarcos en Salerno, Italia, el 12 de septiembre de 1943.

Es difícil saber cómo juzgará la historia al general Clark, porque la historia se mide en siglos, no en décadas. No ha pasado ni un siglo desde la batalla del río Rapido. Pero las acciones de Clark todavía provocan ira en el estado de Texas, de donde vinieron muchos en la 36ª División. Si esos soldados y sus descendientes tienen algo que decir al respecto, su papel en esas fatídicas 48 horas quedará empañado para siempre tanto en las mentes como en los libros de texto.


Rapido (tren)

Rapido era la marca del servicio de tren de pasajeros expreso de Canadian National en el corredor de la ciudad de Quebec-Windsor. Rapido El servicio se introdujo el 31 de octubre de 1965 y duró hasta el final del servicio de trenes de pasajeros de Canadian National con su transferencia a Via Rail el 29 de octubre de 1978. [1] [2]

Rapido comenzó el servicio en la ruta Montreal-Toronto. En 1966, el servicio se amplió a la ruta Montreal-Quebec y más tarde a otros pares de ciudades, como Toronto-Windsor, Toronto-Sarnia, Toronto-Ottawa y Montreal-Ottawa. [3]

Además de ser calificado como Rapido, a cada tren expreso también se le dio un nombre relacionado con el contexto geográfico o histórico particular de la ruta. Algunos nombres incluidos Frontenac (después del hotel Château Frontenac en la ciudad de Quebec), Rideau (después del Canal Rideau en Ottawa) y Ville-Marie (el nombre histórico de Montreal).

En ocasiones, se incluía un coche "bistró" en Rapido trenes de servicio. Se ofrecieron entretenimiento con piano y bebidas alcohólicas en estos autos especialmente equipados que se iluminaron con bombillas rojas para crear un ambiente de fiesta en el viaje entre Toronto, Kingston y Montreal.

los Rapido Via Rail siguió utilizando la marca para material publicitario y horarios durante la década de 1980. La marca probablemente sobrevivió hasta que Via pudo completar la reorganización e integración de los horarios de trenes de pasajeros de Canadian National y Canadian Pacific. A finales de la década de 1980, Via Rail comenzó a referirse cada vez más a el corredor para marcar todos los trenes de pasajeros que operan desde la ciudad de Quebec - Windsor, independientemente de la velocidad o la clase de servicio. La mayoría de los nombres de trenes dedicados se eliminaron y los trenes comenzaron a identificarse solo por números.

A mediados de la década de 2000, el nombre "Rapido" fue adoptado por la empresa canadiense de fabricación de ferrocarriles modelo Rapido Trains Inc.

  1. ^ Rapido para Canadá Edad del ferrocarril 18 de octubre de 1965 página 42
  2. ^ Nuevos trenes de pasajeros canadienses hacen recorridos Edad del ferrocarril 8 de noviembre de 1965 página 7
  3. ^ El nuevo servicio XN permite a los pasajeros ponerse manos a la obra Edad del ferrocarril 13 de mayo de 1968 página 11
  • Páginas ferroviarias de Colin Churcher (16 de agosto de 2005), Fechas importantes en la historia del ferrocarril canadiense. Consultado el 31 de octubre de 2005.
  • Via Rail Canada, Corridor Timetable (Quebec-Ontario), 30 de octubre de 1983.

Este artículo canadiense relacionado con el transporte ferroviario es un resumen. Puedes ayudar a Wikipedia expandiéndolo.


Historia de Rapido - Historia

Los primeros modelos de trenes deben haber sido juguetes toscos hechos de madera, el material más comúnmente disponible. Los trenes eran una parte importante de nuestra sociedad, una maravilla tecnológica que marcó la mejora de nuestro mundo. Los trenes eran demasiado importantes para ignorarlos. De estas toscas características surgieron los juguetes que tenemos hoy.

Inevitablemente, la capacidad de la tecnología limitó el tamaño de los trenes. Los trenes eran grandes porque tenían que serlo, porque la tecnología de motores eléctricos podía ofrecer motores tan pequeños. A medida que avanzaba la tecnología, los modelos de trenes comenzaron a hacerse más pequeños. Cuando los trenes de vía H0 / 00 ingresaron al mercado en la década de 1930, fue porque tenían motores que funcionaban de manera suficientemente confiable para el mercado del juguete. Después de que TT-Gauge ingresó al mercado a fines de la década de 1940, fue nuevamente debido a la tecnología de motores.

Pero había más en este fenómeno que solo motores. Los primeros trenes eléctricos habían sido los juguetes de los ricos, porque necesitabas una casa grande para acomodar estos grandes trenes. En esa época, se habían construido trenes en varias proporciones muy grandes. Los trenes construidos en proporción 1:32, vía 1, permanecen con nosotros hasta el día de hoy, pero había otros en las vías 2, 3 y 4. El mercado en ese momento era tal que cada fabricante construía su propia noción del tamaño adecuado. Trenes. Pero estos enormes trenes también significaron que solo se podrían construir unos pocos. Fue el relativamente pequeño calibre 0 el que inició la tendencia hacia trenes más pequeños. En Estados Unidos, asociamos los trenes O-Gauge con los trenes fabricados por Lionel, pero M rklin, American Flyer, Dorfan e Ives fabricaron trenes con calibre 0, junto con otros que se pierden en la bruma del tiempo.

La tendencia hacia los trenes pequeños realmente comenzó después de la Segunda Guerra Mundial. TT (Table Top) tenía dos proponentes principales. En Estados Unidos, TT fue fabricado por H. P. Products de Hartford City, Indiana. En Europa, TT fue fabricado por Rokal de Alemania, y algunos también fabricados en Inglaterra por Triang. Había otras empresas, pero estas eran las mayores.

Estas empresas también reflejaron la filosofía de modelos ferroviarios para cada mercado. La línea Rokal era una línea de productos completa y lista para funcionar, que simplemente requería la instalación de rieles y la conexión de cables. La marca H. P. estaba más orientada a los artesanos, y el posible comprador de trenes en miniatura se enfrentaba a la construcción de kits de locomotoras, kits de coches y la colocación manual de rieles en traviesas para la vía. La línea Rokal presentaba funcionamiento automático, una característica importante de la mayoría de las marcas europeas de trenes. Los operadores de trenes estadounidenses se veían a sí mismos como ingenieros de un tren individual, mientras que los ferroviarios europeos se veían a sí mismos como operadores de una torre de control con varios trenes bajo su control directo. Como ha observado Tom Hebert, es Dioses versus Héroes, con los trenes alemanes bajo la mano de Dios mientras los estadounidenses se paran en la plataforma de la locomotora, recreando escenas de miles de novelas pulp que celebran a los ingenieros valientes.

Por supuesto, TT no iba a ser el más pequeño, y en 1960, la empresa alemana K. Arnold de Nürnberg entraría al mercado con un tren aún más pequeño, la línea Arnold Rapido 200.

Según los estándares actuales, la línea de productos Rapido 200 era tosca, sin embargo, causó sensación en su anuncio en la feria de trenes de Nürnberg en 1960, ya que era significativamente más pequeña que TT-Scale. En los próximos años, Arnold introduciría artículos que tenían una escala más cercana como la línea Arnold rapido. Al mismo tiempo, otro fabricante de Nörnberg, Trix, también introduciría una línea de productos similar (llamada Minitrix) y la carrera comenzó. El mercado identificó rápidamente esta nueva escala como N. Rivarossi, Lima y otros pronto se unieron al mercado de la escala N.

En 1968, el campo de la escala N estaba abarrotado de fabricantes. El fenómeno de N-Scale fue tal que surgieron preguntas sobre por qué el mayor fabricante europeo, M rklin, no había entrado en este campo en crecimiento. Ahora sabemos que M rklin consideró entrar en la escala N, lo suficiente como para producir modelos piloto a escala para estimar los problemas de fabricación y probar la capacidad de la empresa para fabricar en esta nueva escala. M rklin era un gran fabricante de juguetes a la antigua, que se remontaba a 1859, pero también era una empresa conservadora para el mundo exterior, y en esa época, M rklin no estaba dispuesto a unirse al mundo rebelde de N-Scale.

En este anuncio, que apareció en 1968, M rklin le dijo al mundo lo que habían estado haciendo. M rklin N-Scale había existido durante cuatro años, pero no se podía comprar.

Esto es, por supuesto, el clásico de M rklin, una empresa segura de sus habilidades y de su lugar en el mundo. Quizás N-Scale no fue lo suficientemente bueno como para que M rklin lo fabricara, pero esto también ofrecía la tentadora posibilidad de que M rklin tuviera algo mejor en mente. Pero también existía el entendimiento tácito de que si M rklin hubiera fabricado trenes de escala N, habrían sido simplemente otra empresa en un campo ya abarrotado. En resumen, necesitaban hacer algo distintivo. Y, por supuesto, ese es el corazón de nuestra historia.

La gerencia de M rklin en ese momento todavía era familiar. En 1907, la familia M rklin había acogido a un socio comercial, Richard Safft. Herr Safft era un hombre de negocios dinámico, y su presencia junto con Emil Friz, otra persona que se había unido a la Compañía anteriormente, había rejuvenecido la compañía M rklin. Era este grupo central de familias el que controlaría a M rklin. A medida que pasaban las generaciones, sus hijos continuarían en la tradición familiar, lo que nos lleva a Herbert Safft.

Dipl. En g. Herbert Safft (a la izquierda, con la bata blanca), era el director de la empresa M rklin en la década de 1960, cuando se tomaron las decisiones sobre N-Scale. Herr Safft era un director hábil que había dirigido hábilmente la empresa durante años. No estaba por encima de correr un riesgo calculado, y ese es el elemento interesante de esta historia. En 1970, la línea de productos de M rklin era generalmente sobria. La línea de productos de calibre 0 anterior se había descontinuado y su línea H0 era el núcleo del negocio de la empresa. La línea de coches tragamonedas Sprint se había añadido en 1967, pero Mörklin desempeñaba el papel de una empresa más que fabricaba coches tragamonedas. Asimismo, su línea de productos Minex de trenes escala 0 que operan en vías de ancho H0 no se vendió tan bien como se esperaba. Treinta años después, esto habría sido un éxito. Pero, en cualquier caso, M rklin estaba buscando algo para expandir su línea de productos.

Por supuesto, esto sería Z-Scale. que M rklin llamó mini-club. Dados los tiempos requeridos para el desarrollo de productos y la fabricación en preproducción de las herramientas necesarias para hacer una nueva línea de modelos de trenes, el anuncio de la revista de 1968 resultó ser la señal de M rklin al mundo de que iba a hacer algo diferente. El hecho de que haya podido mantener este proyecto gigante en secreto hasta la Feria del Juguete de Nürnberg de 1972 es testimonio de la mística legendaria de la Compañía en esa época.

De la misma manera que el Arnold Rapido anterior, la escala Z de M rklin fue desde cero. Es decir, dado que nada en esta proporción se había fabricado antes, M rklin estaba obligado a proporcionar todo lo necesario para producir un modelo de ferrocarril completo. Entonces, además de las primeras locomotoras y vagones, vías y componentes eléctricos, M rklin también ofreció una serie de estructuras modelo, toporamas, incluso picos de vía, para hacer un mundo ferroviario modelo completo.

A fines de la década de 1970, otra persona comenzó a trabajar en algunos elementos de la escala Z que influirían en el mundo de los ferrocarriles modelo. Nelson Gray, del norte del estado de Nueva York, comenzó a fabricar una línea de artículos Z-Scale. Su línea de productos se basó en prototipos estadounidenses, una serie de vagones de carga muy detallados y una locomotora diésel F-7. Al igual que con tantas otras cosas estadounidenses, Gray estaba trabajando en su modesto taller, pero estos autos eran bastante agradables. Además de esta línea de escala Z, Gray también produjo una línea de vagones de escala N que representaban vagones de carga de vía estrecha, en una escala llamada Nn3.

Eventualmente, Gray vendería las herramientas para su línea de productos a Micro-Trains of Oregon alrededor de 1982. Micro-Trains mejoraría el trabajo de Gray e introdujo su línea de Z-Scale en 1984. La línea de productos Nn3 se introdujo aproximadamente al mismo tiempo. tiempo.

Esto, a su vez, estimularía a M rklin a comenzar a producir una línea de escala Z estadounidense. A partir de 1984, introdujeron una locomotora F-7, un vagón de caja de 50 pies, una góndola de 45 pies y un furgón de cola estilo Santa Fe. Siguieron más autos en los años siguientes, con los autos de pasajeros prototipo de Santa Fe que se introdujeron en 1985. Estos autos se ofrecieron por primera vez con los colores de Amtrak. Más adelante se ofreció una locomotora de vapor tipo Mikado 2-8-2, seguida de una locomotora de vapor tipo Pacific 4-6-2. En 2005, se introdujo una locomotora eléctrica GG-1.

En ese momento, Z-Scale estaba alcanzando una masa crítica, con suficientes locomotoras y automóviles que se ofrecían para que el interés popular comenzara a crecer. Cuando se publicó mi libro Greenberg's Guide to M rklin Z en 1990, Z-Scale había comenzado el proceso de convertirse en una escala de modelado seria, alejándose gradualmente de sus raíces novedosas. Mientras se escriben estas palabras, Z-Scale ha llegado como un tamaño interesante para modelos de trenes y está preparado para otro brote de crecimiento.


Anzio

Para complicar la situación táctica estaba el debate en curso entre los altos mandos británicos y estadounidenses sobre su estrategia general en el Mediterráneo y la cantidad de apoyo que debería recibir en relación con los otros teatros, especialmente la preparación para las Operaciones Overlord y Anvil, las invasiones de Francia programada para el verano de 1944. Cuando la autoridad de los jefes de personal combinados angloamericanos para las operaciones en el Mediterráneo pasó solo a los jefes de personal británicos a principios de enero de 1944, la primacía del presidente Franklin D. Roosevelt, jefe de personal del ejército de EE. UU. George C. Marshall y el general Dwight D. Eisenhower pasaron al primer ministro Winston S. Churchill y al general Sir Alan Brooke, lo que fortaleció en gran medida la capacidad de Gran Bretaña para influir en la estrategia aliada en el teatro. Churchill, a diferencia de los estadounidenses, insistió en que la campaña italiana y el teatro mediterráneo en general obtienen un mayor apoyo e instó a que la captura de Roma era esencial.

Para restablecer la maniobra en el campo de batalla, los líderes aliados habían discutido un desembarco anfibio muy poco ortodoxo detrás de las líneas enemigas en Anzio, a 35 millas al suroeste de Roma. Sin embargo, la falta de tropas y lanchas de desembarco suficientes provocó la cancelación de este arriesgado plan en diciembre. Sin embargo, con el cambio de mando y la concomitante insistencia británica en un mayor esfuerzo italiano, la idea de Anzio, aunque era una apuesta importante, fue revivida como parte de una ofensiva de tres frentes.

El nuevo plan, conceptualizado en gran parte por el comandante del Decimoquinto Grupo de Ejércitos, el general Sir Harold Alexander, requería que el Quinto Ejército aterrizara en dos divisiones en Anzio, que luego conducirían rápidamente tierra adentro hacia Roma, flanqueando la Línea Gustav mientras cortaban las líneas de suministro y comunicación enemigas. En el sur, en la línea principal de resistencia, las porciones restantes del Quinto Ejército alejarían a las fuerzas alemanas de Anzio atacando y tomando el territorio antes de los ríos Rapido y Garigliano. Una vez que estas áreas estuvieran en manos de los Aliados, el Quinto Ejército cruzaría los ríos, tomaría las tierras altas a ambos lados del valle de Liri y avanzaría hacia el norte para unirse con la fuerza de Anzio en una semana. El Octavo Ejército apoyaría estas operaciones en la costa del Adriático cruzando el río Sangro y capturando Pescara, atando aún más a las fuerzas enemigas e impidiendo su transferencia lateral a través de Italia a Anzio. La ofensiva en el área del Quinto Ejército comenzaría con el cruce del Río Garigliano por parte del X Cuerpo Británico el 17 de enero, seguido por el cruce del Río Rápido por el II Cuerpo de EE. UU. El 20 de enero. El 22 de enero, 40,000 soldados del Quinto Ejército El VI Cuerpo aterrizaría en Anzio. Si todo iba según el plan, Roma sería liberada el 1 de febrero de 1944.


En las sombras oscuras de la historia - Nightmare At The Rapido

Era pleno invierno en enero de 1944. En el espacio de 48 horas, la 36ª División perdería más de 2.000 hombres en un infortunado intento de cruzar el río Rapido. Esta se convertiría en una de las batallas más controvertidas de la Segunda Guerra Mundial.

La batalla se volvió tan controvertida que, después de la guerra, se llevó a cabo una audiencia en el Congreso para determinar si se debían tomar medidas contra quienes habían estado al mando de una unidad que perdió tantas vidas estadounidenses.

Hubo quienes optaron por olvidar los fracasos del cruce del río en el valle de Cassino. Pero los hombres de los Regimientos 141º y 143º de la 36ª División de Infantería que sobrevivieron al Cruce del Río Rapido nunca lo olvidaron.

Primera batalla: plan de ataque. Foto: Kirrages / CC BY-SA 3.0

Winston Churchill había convencido al presidente Roosevelt de que el camino hacia la victoria contra Alemania pasaba por Italia, la parte más vulnerable de la fortaleza de Hitler en Europa. Se había asegurado el norte de África y el general Patton había ganado la carrera a través de Sicilia para asegurar la isla. El continente italiano ahora miraba al otro lado del Estrecho de Messina.

Joseph Stalin (izquierda), Franklin D. Roosevelt (centro) y Winston Churchill (derecha) en la Embajada soviética en Teherán, Irán.

El teniente general Mark Clark había ascendido rápidamente de rango. Le habían dado el mando del 5º Ejército. Con una diana marcada en el continente italiano, el Comando Aliado ideó la Operación Avalancha, un desembarco anfibio en Salerno, Italia.

Como cadete en West Point en 1913, Clark se hizo amigo de un sargento cadete llamado David Eisenhower. Esta amistad les serviría a ambos hombres en sus carreras militares.

El general estadounidense Mark Wayne Clark.

Clark había servido en la primera Gran Guerra contra Alemania. Apenas unas horas después de llegar al frente en Francia, Clark fue herido por un proyectil de artillería y fue evacuado. Después de la guerra, Clark estaba sirviendo en Fort Lewis, Washington, cuando se encontró con el teniente coronel Eisenhower.

Eisenhower acababa de llegar de Filipinas, donde había trabajado como asistente del general Douglas MacArthur. Estaba buscando salir de lo que sentía que era un trabajo sin futuro como asistente de un general de alto perfil.

Después de que Eisenhower regresó a Filipinas, le escribió a Clark con frecuencia, y Clark organizó el & # 8220escape & # 8221 de Eisenhower desde Filipinas.

Eisenhower recibió nuevas órdenes de presentarse a Fort Lewis como comandante de batallón de la 15ª Infantería. A medida que Eisenhower subía de rango, también lo hacía Clark. Y Eisenhower nunca olvidó lo que Clark había hecho por él.

General Eisenhower, 1942.

El 5º ejército de Clark lideraría ahora el asalto al continente italiano en Salerno. A pocas horas de H-Hour, se escuchó un anuncio a bordo de la armada de transporte que se dirigía a la bahía de Salerno. El comandante supremo aliado Eisenhower anunció que Italia se había rendido.

La euforia inicial de la rendición italiana disminuyó cuando los oficiales advirtieron a las tropas que el ejército alemán estaría allí para recibirlos en las playas de Salerno.

Desembarco de artillería durante la invasión de Italia continental en Salerno, septiembre de 1943. Las tropas llevan artillería a tierra. El policía militar (MP) en primer plano se agacha de un proyectil alemán cercano.

El mayor general Fred L. Walker estaba al mando de la 36ª División, o & # 8220T-Patchers & # 8221 como se les conocía. Después de llegar al norte de África en abril de 1942, los T-Patchers se mantuvieron fuera de la operación de Sicilia. Fueron asignados al 5º Ejército de Clark, en dirección a Salerno.

General Walker.

Walker había sido galardonado con la Cruz de Servicio Distinguido durante la primera Gran Guerra por acciones en el río Marne en Francia.

Mientras comandaba el 1er Batallón, 30º de Infantería de la 3ª División, los hombres de Walker hicieron retroceder a una fuerza de 10.000 alemanes que intentaban cruzar el río Marne. Los hombres de Walker mantuvieron una fuerte posición defensiva, utilizando el río como línea principal de defensa para permitirles masacrar a la fuerza alemana.

El 9 de septiembre de 1943, la 36ª División se convirtió en la primera unidad estadounidense en aterrizar en el continente europeo durante la Segunda Guerra Mundial. Mientras Clark esperaba noticias a bordo del USS Ancón, el primer mensaje les hizo detenerse: ¿en qué playa debemos enterrar a nuestros muertos?

El teniente general Mark Clark a bordo del USS Ancón durante los desembarcos en Salerno, Italia, el 12 de septiembre de 1943.

Muchas de las primeras unidades de infantería tuvieron que luchar contra los tanques alemanes Mark IV con meras armas de infantería, ya que la artillería no había llegado a tierra. Cuando los alemanes contraatacaron, empujaron a las fuerzas aliadas de regreso al punto donde se susurraba la palabra & # 8220Dunkirk & # 8221.

Durante varios días, estuvo en movimiento hasta que la playa estuvo asegurada y los alemanes se retiraron.

El mariscal de campo Albert Kesselring había convencido a Hitler de que valía la pena retener a Italia. También prometió que podría hacer que los aliados pagaran por cada pie que ganaran en Italia.

Después de ceder terreno en Salerno, Kesselring ideó una estrategia de retirada formando tres líneas defensivas para frenar la marcha de los Aliados sobre Roma.

Albert Kesselring (centro). Bundesarchiv y # 8211 CC-BY SA 3.0

El primer frente defensivo fue la Línea Barbara en el río Volturno. La segunda línea fue la Línea Reinhard (también llamada Bernhardt) ubicada en las cadenas montañosas del centro de Italia. La tercera y última línea se llamó Gustav Line en el río Rapido.

Mientras que los alemanes lucharon contra los aliados en las líneas Barbara y Reinhard, también trabajaron las veinticuatro horas del día para fortalecer una posición defensiva fuerte en la línea Gustav utilizando los ríos Rapido y Garigliano como la principal línea de defensa. Utilizaron a ciudadanos italianos como trabajadores para talar árboles y cavar trincheras.

Fallschirmjäger, bien atrincherado, defiende las ruinas de Monte Cassino, causando un gran número de bajas al asaltar a las fuerzas aliadas. Fotografía: Bundesarchiv, Bild 183-J24116 / Lüthge / CC-BY-SA 3.0.

Los aliados tardaron más de cuatro meses en llegar a la línea Gustav y a las orillas del río Rapido. Durante ese tiempo, pagaron mucho por las bajas en lugares como el monte Rotondo, el monte Lungo, el monte la Difensa, el monte Sammucro y San Pietro.

Mapa de la campaña italiana: líneas defensivas preparadas por los alemanes al sur de Roma. Foto: Stephen Kirrage / CC BY-SA 3.0

Mientras los Aliados se preparaban para atacar la Línea Gustav, también lanzaron la Operación Shingle, un aterrizaje aliado en la parte trasera de la Línea Gustav en Anzio.

La 36ª División de Walker había sido diezmada en San Pietro. El 141º Regimiento de Infantería de la 36ª División de Walker estaba encaramado en el monte Trocchio, mirando al otro lado del terreno abierto una milla hacia el río Rapido.

Con órdenes en la mano de cruzar el río Rápido, Walker se apoderó de un sentimiento de incertidumbre. Ingresó lo siguiente en su diario:

“Esta noche la 36ª División intentará cruzar el río Rapido frente a San Angelo. Hemos hecho todo lo posible, pero no veo cómo podemos tener éxito. El río es el principal obstáculo de la principal línea de resistencia alemana. No conozco un solo caso en la historia militar en el que haya tenido éxito un intento de cruzar un río inasequible que se incorpora a la línea principal de resistencia del enemigo, por lo que según la historia puede que no lo logremos ".

Soldados estadounidenses con un cañón antitanque M-1 de 57 mm peleando cerca de Monte Cassino durante el asalto inicial.

El teniente William R. Barker de Lexington Massachusetts se había unido al 141º Regimiento mientras estaba en Camp Edwards en 1942. Lo habían asignado a la Compañía E bajo el mando del Capitán John L. Chapin.

La Compañía E en la 141 era única en el sentido de que, antes de la Segunda Guerra Mundial, todos los hombres alistados en la antigua Compañía de la Guardia Nacional eran de ascendencia mexicoamericana.

Habían sufrido tantas bajas que ya no eran una unidad exclusivamente mexicoamericana, pero muchas de las unidades originales de los barrios de Texas todavía estaban luchando con la Compañía E.

Chapin había dado instrucciones a Barker para que encontrara a la compañía una avenida de acceso al río. El teniente Barker eligió el tocón de un árbol en la orilla del río como punto para cruzar. Muchos nunca llegaron a la orilla del río.

Capitán William R. Barker.

Los alemanes ocupaban todo el terreno elevado y podían ver todos los movimientos que hacían los estadounidenses. Cuando los T-Patchers se movieron de sus posiciones en la colina rocosa del monte Trocchio hacia el río, una lluvia de artillería alemana y cohetes Nebelwerfer cayeron sobre ellos.

El acercamiento de una milla al río a través de campo abierto estaba muy minado. Mientras los hombres llevaban los pesados ​​botes de madera al río, se esforzaron por mantenerse en el camino seguro que había sido marcado con cinta. En medio de las explosiones y el caos, lamentablemente muchos se adentraron en los campos de minas.

Cuando uno de los hombres del 2º pelotón pisó una mina, la explosión hirió a Barker ya otro soldado. Barker ordenó al soldado herido que no se moviera. Luego se arrastró lentamente hacia el campo minado para poner a salvo a su compañero herido.

Finalmente, al llegar a las orillas del río, el 2º Pelotón intentó meter los botes en el agua. Barker declaró: “Los barcos estaban acribillados con agujeros de bala y metralla. Cuando metimos los botes en el agua, bajaron y se hundieron. Había muchos hombres en el agua, perdimos muchos hombres buenos ".

Un hombre en el agua era el sargento. John Slaughter de Virginia. Barker, que yacía completamente extendido, extendió la mano con su rifle y le dijo al soldado que lo agarrara. Barker pudo sacar a Slaughter del helado Rapido.

El capitán John Chapin llegó a las orillas del río con lo que quedaba de la Compañía E. Chapin notó que Barker había sido herido junto con varios otros. Le ordenó a Barker que llevara a los heridos al puesto de socorro. Dijo que llevaría al resto de los hombres al otro lado.

Capitán John L. Chapin.

En una pasarela de madera improvisada, la Compañía E cruzó el río Rapido. Fueron una de las pocas unidades que realmente lograron cruzar. El Mayor Milton Landry había sido uno de los Oficiales Ejecutivos de la Compañía E. Ahora era el Comandante interino del 2.º Batallón.

Landry pudo cruzar el río y cavar en una trinchera cerca del río. Dijo: "La Compañía E había penetrado más lejos y ahí fue donde encontré al Capitán Chapin, acostado boca abajo cortando alambre de púas con fuego de ametralladora justo encima de su cabeza".

Chapin y la Compañía E cortaron varios hilos de alambre de púas antes de ser detenidos por el fuego de una ametralladora. Chapin envió a Roque Segura de El Paso Texas junto con Julio De Hoyos de Laredo y Rudy Treviño de San Antonio para hacerse cargo del fuego enemigo.

Los tres hombres flanquearon la posición de la ametralladora y la silenciaron con granadas de mano. Mientras regresaban, se abrió otra ametralladora alemana que mató a Segura e hirió a De Hoyos.

Roque Segura.

Chapin fue cavado en una trinchera, pero se puso de pie para gritar órdenes a sus hombres. Mientras lo hacía, una bala alemana lo alcanzó en la cabeza y lo mató.

Alex Carrillo, Santiago Jaramillo (ambos de El Paso, Texas) y Morris Crain de La Center, Kentucky estaban sirviendo en el pelotón de armas de la Compañía E y lograron cruzar el Rapido. Desafortunadamente, se encontraron completamente rodeados y no tuvieron más remedio que rendirse.

Mientras los alemanes buscaban más prisioneros, un soldado quedó para vigilar a Carrillo, Jaramillo y Crain. Carrillo pensó que no iba a tener la oportunidad de comer por un tiempo, así que comenzó a abrir una lata de raciones C. El sobresaltado guardia alemán le ordenó que se detuviera.

Santiago Jaramillo

El guardia alemán estaba igual de hambriento y se dispuso a confiscar los bienes. Sonó un disparo y el guardia dejó caer su rifle. Jaramillo saltó hacia adelante y le quitó el arma al alemán. Jaramillo se puso de pie y mató al guardia.

Después de unas horas en el lado alemán del río, los tres soldados de la Compañía E lograron cruzar el río Rapido hacia el lado estadounidense.

Más tarde, Morris Crane sería galardonado con la Medalla de Honor póstumamente por sus acciones en Francia. Ciento cincuenta y cuatro hombres de la Compañía E intentaron cruzar el río Rapido, pero solo regresaron veintisiete hombres alistados.

Monte Cassino en ruinas.

Lt. Barker would later say, “Without a doubt, by ordering me to take back the wounded back to the aid station, [Chapin] saved my life.” For his actions at the Rapido River, Barker would be awarded the Distinguished Service Cross.

In the year 2000, a new high school was opened in El Paso Texas near Fort Bliss. The school name is “Captain John L. Chapin High School,” named after the commanding officer of Company E 141 st Regiment 36 th Division.

Dave Gutierrez – writer and author of the book Patriots from the Barrio – the story of Company E 141 st Regiment: the only all Mexican American Army unit in WWII.


Warning Regarding DCC Equipped Rapido Trains Locomotives

The following are not recommended:

  • MRC RailPower 1300/1370
  • Bachman Spectrum Magnum
  • Atlas 313 Universal Power Pack

MRC 1300/1370 Series Power Supplies

Warning from Rapido concerning MRC DC power supplies/throttles:

Do NOT use MRC 1300-series DC controllers with Rapido’s locomotives. The 1300-series controllers have voltage spikes which will destroy the circuitry in our locomotives. We will try to help you if we have the parts, but we are not responsible for locomotive damage due to voltage spikes in your power supply. As well, we will not repair any locomotive damaged by an MRC 1300-series controller unless you have retired the controller. Otherwise the damage will soon reoccur.


“The Heroes Were the Ones Who Didn’t Make it Back”

White boarded a hospital ship on April 27, which first made port in Southampton, England, to pick up wounded soldiers, and arrived at Staten Island in New York harbor on May 13. From there, he was sent to Ft. Dix, NJ, given a 60-day furlough to visit family and friends at home, and ordered to Atlantic City for seven days of testing. “We stayed at one of those big hotels on the boardwalk,” he says. “I had my teeth fixed and my eyes tested. That’s when I finally got glasses again.”

The hotel that White stayed in was one of the most impressive in Atlantic City at the time, the Hotel Dennis. It housed the Army Ground Forces Redistribution Station where men were examined to determine their fitness for future assignments. Following these tests, White was assigned to Camp Livingston, La., to help train recruits in a rifle company. “While I was at Camp Livingston, the war with Japan ended and they started closing down these camps because they weren’t needed,” he says. “I still didn’t have enough points to get out of the Army, so I was shipped to Camp Roberts, California, to train those headed over to occupy Japan.”

White was discharged in December 1945. Looking back on his war service, he is amazed that he returned home while so many others didn’t. “I don’t consider myself a hero,” he says. “The heroes were the ones who didn’t make it back. Pauline [his wife] always said that God had a purpose, that I was meant to look after my mom and dad, and then to look after my mother after my dad died. I don’t know what it was. But I do feel a little bit guilty. Maybe I should have died there, too, along the Rapido. But that’s fate. You don’t know what’s going to happen in life.”


History of Rapido - History

Robert L. Wagner, a native Texan, was born in 1925. He attended graduate school at the University of Texas at Austin, and studied with the historian Walter Prescott Webb. In 1954, he received his M.A. He lived in Austin, Texas and Nacogdoches, Texas, where he taught in the history department of Stephen F. Austin State University.

Wagner served as an aerial gunner with the American 8th Air Force in England during World War II. After the war, he served in the 36th Division National Guard from 1947 to 1949.

In 1963, Wagner began working on the book, The Texas Army: A History of the 36th Division in the Italian Campaign, which was published in 1972. As part of his research efforts, Wagner solicited wartime correspondence, photographs, maps, newspaper clippings, diaries and journals from former 36th Division soldiers throughout Texas and the United States. He solicited these materials through letters, announcements in the 36th Division Association Bulletin and other magazines and newspapers, and a speech at a 36th Division reunion. Dr. Dorman Winfrey, Director and State Librarian of the Texas State Library (now known as the Texas State Library and Archives Commission), assisted Wagner and arranged for the material to be donated to the Texas State Library.

36th Division

The 36th Division, also known as the "Texas Division" and the "T-Patchers," was organized at Camp Bowie (then in Fort Worth, Texas) on July 18, 1917 from National Guard units. The division served in France during World War I, remained for occupation duty, and then returned to Camp Bowie and was released from active duty on June 20, 1919.

On November 25, 1940, the 36th Division was once again called to active duty at Camp Bowie in Brownwood, Texas. In 1941, the Division went to Louisiana for maneuvers, where they had mock battles with General Walter Kreuger's Third Army. In February 1942, they moved to Camp Blanding, Florida and prepared to go overseas. Orders changed, however, and instead of shipping out in the summer, the Division continued training in the Carolinas. The Division then spent the winter in Camp Edwards, Massachusetts, and, in April 1943, left for North Africa, where they were held in combat reserve.

The 36th Division finally saw action on September 9, 1943, when they landed at Paestum, Italy in the Gulf of Salerno. They were the first American combat unit to land in Europe. They spent the next 11 months fighting in the Italian campaign. After securing Salerno, the 36th Division moved forward to attack Altavilla and Hill 424. Heavy fighting ensued through September 14, and then, with reinforcements, Allied forces won, securing the Salerno plain.

From the Salerno plain, the 36th Division began a slow move toward Rome. Italian mountains and winter weather combined with German forces to make the advance to Rome slow and dangerous. In the months between November 1943 and the fall of Rome on June 5, 1944, the 36th Division saw some of the heaviest fighting in the Italian campaign. Significant engagements included San Pietro, Anzio and Velletri.

Not all 36th Division engagements were successful. One of the bloodiest and most heavily debated engagements was the attempt to cross the Rapido River January 20 and 21, 1944. Although most officers thought an attempt to cross the Rapido was doomed to fail, General Mark W. Clark ordered the crossing. The operation did fail, and the result was 2,128 casualties and the loss of the better part of the 141st and 143rd regiments. In 1946, the 36th Division Association requested an investigation into the Rapido River crossing and the role of General Clark. The United States House of Representatives' Committee on Military Affairs held a hearing and exonerated Clark, although they did acknowledge the heavy price in lives that the 36th Division paid.

On August 15, 1944, the 36th Division left Italy and landed on the beaches of Southern France. They fought their way northward in France, entered Germany and Austria, and served until the war ended in May of 1945. After six months as occupation troops, the 36th Division returned home.

After World War II, the 36th Division became part of the Texas National Guard. In 1968, the Division was deactivated. Today, its lineage and honors rest with the 36th Brigade of the 49th Armored Division of the United States Army.

Scope and Contents of the Records

The materials in this collection include correspondence (letters, V-mail, telegrams, postcards, memoranda and greeting cards), diaries, journals and reminiscences, military records, journal and newspaper clippings, printed material, photographs, negatives, maps, ribbons, patches, money, audio tapes of interviews, an armband, a book, drawings, minutes, notes, sheet music, poems, congressional testimony, transcripts of interviews, press statements, speeches, reports, outlines, index cards, bibliographies, copies of published chapters and articles, and a design for a book jacket. The collection is the research material of Robert Wagner, historian and author of The Texas Army: A History of the 36th Division in the Italian Campaign, and date [1922?], 1936-1938, 1940-1971, [1975?] (bulk 1942-1945). The bulk of the material is correspondence, clippings, printed material and military records, 1942 to 1945, created by and collected by 36th Division soldiers which Wagner gathered for his research. Much of the correspondence is in V-mail format. V-mail is a process where the U.S. Army microfilmed soldiers' letters, and mailed the microfilm rolls to distribution centers where they were enlarged to 4 x 5 inch prints and sent to the addressees through regular mail. Subjects discussed in the papers include camp and army life, military strategy and operations, family life in the United States, Prisoner of War experiences, the religious life of soldiers, and combat experiences. A great deal of information concerns the Rapido River Crossing, an operation that resulted in heavy losses and accusations of incompetent leadership against the commanding officer, Mark W. Clark. In addition to gathering original materials and remembrances from 36th Division soldiers, Wagner collected World War II photographs, maps and military records relating to the 36th Division's wartime activities. He also collected information from the 36th Division Association, the association for all who had served in the 36th Division at any time, and interviewed some of its World War II-era servicemen at the 1966 Association reunion. Wagner's notes, bibliographies and drafts of chapters document his research and writing process.

When the materials arrived, some were roughly organized by creator, but much of it was not organized in any discernible way. It appeared that an archivist had begun to organize the materials at some time in the past, but did not progress very far.

Letters were removed from envelopes and filed behind the envelopes in which they were contained, in keeping with the method Wagner used. Clippings were photocopied onto acid-free paper. Original maps were separated to the Historic Map Archive. Photographs and negatives were separated to the Prints and Photographs Collection.


History of Rapido - History

About This Book

This is primarily a book of pictures, intended to convey to each of the fifty thousand wearers of the T-Patch, their relatives and friends, a first-hand recollection of the battles we've fought and the places we've been. No one volume could begin to do this completely nor to cite individ ual honors as they ought to be told. Therefore it is a very general story about the 36th Division and names are rarely mentioned in the body of the text. Historically, though limited in scope to the point where a platoon action may be lost as it is woven into the bigger picture of the Division accomplishment as a whole, the book is accurate, done in the light of the combat records and verified by a personal check of our combat leaders. The story of the 36th at Salerno, at the Rapido, in the Vosges and through the Siegfried, is a grim one which the pictures available can only partially portray. The mud and the sweat, the sleepless nights and the noise cannot be brought into your living room in a crisply bound book. But we hope it will serve even your children's children as a memento of the strained months and years you marched and fought with the 36th.

A Pictorial History of the 36th Division

Published by
The 36th Division Association
Austin, Texas

Compiled by
The 36th Division Pictorial History Team
(1945)

Introducción

Salerno
Paestum Beaches Are Stormed While German Artillery Rains
Salerno Story
Altavilla
Chiunzi Pass
Salerno Heroes
Peace Returns To Salerno
The Winter Line
Million-Dollar Mountain
Hill 1205-Sammucro
Mt. Lungo
San Pietro
"War's Best Film" Immortalizes San Pietro
Supply & Evacuation
Rain & Mud
Ernie Pyle Writes Of A Dead Man And Of Mules
Message Through
The Rapido River
The Rapido River Winds Across The Liri Valley
The Rapido River Crossing
North To San Elia
In The Hills Above Cassino
Montecassino Bombed
Via Roma
Napoli
Vesuvius Erupts
Caserta Rest Camp
Behind-the-Lines Interval
May Offensive
Anzio
Velletri - Eric Sevareid's Report
Velletri - Wick Fowler's Dispatch
Rome Falls
North From Rome
Lake Bracciano, Civitavecchia
Hills of Tuscany
Grosseto - Piombino
Italy: Summary
Cavalcade
The Invasion of Southern France
Green Beach
Red Beach
French Welcome Liberation - Germans Don't
Route Napoleon
On To Grenoble
Montelimar
Montelimar Situation Maps
Drome Bowl Battle Ends In Tie
Lyons Liberated
40 Miles A Day
Doubs River and Vesoul
Luxeuil
Moselle Bridgehead
Clearing The Vosges Hills
Pointing Upward
Bruyeres And Biffontaine
Japanese-Americans
"Lost Battalion"
"Lost Battalion" Story
Engineers Build A Road
Les Rouges Eaux Valley
Forcing The Vosges Passes
Germans Strike Back
Relief From The Line
The Winter Months

Strasbourg Threatened
Attack to the Rhine
Oberhoffen Fight Continues

Through The Siegfried
White Flags
Kaiserslautern
On to Victory
Landsberg
The Redoubt Folds
Prize Catch
French Leaders Freed
Himmler's Home
Surrender
War's End, Austria
Memorial Day, 1945, Germany

The Way Home

Paris
Londres
Riviera
Occupation
Hogar
Message Board

Copyright 1998 36th Division Association. Reservados todos los derechos
This pictorial history is sponsored and maintained by TMFM


Ver el vídeo: Carlos Slim la Historia de Telcel H (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Worth

    Te has mantenido alejado de la conversación.

  2. Barthelemy

    Fuuuuu...

  3. Marquez

    Esto no escuchó

  4. Jorah

    Tu cabriosa, tienes razón. Necesitas comenzar a pelear con Pam en serio ...

  5. Chayim

    Que conmovedora la frase :)



Escribe un mensaje